3 Factores Esenciales para Crear una Experiencia de Realidad Virtual

En los últimos años, la  realidad virtual (VR) ha pasado de ser una tecnología futurista a convertirse en una tendencia en constante crecimiento. La capacidad de sumergir al usuario en un mundo virtual ha atraído a una gran cantidad de personas interesadas en experimentar nuevas sensaciones y formas de interacción digital. Por eso, la VR se está convirtiendo en una industria multimillonaria con una gran cantidad de aplicaciones en diversos campos.

A medida que la tecnología avanza y la demanda de experiencias de realidad virtual aumenta, las empresas y organizaciones tienen la oportunidad de evolucionar e innovar creando aplicaciones y juegos increíbles que permiten a sus clientes interactuar en el mundo virtual con sus marcas, servicios y productos. Sin embargo, el desarrollo de VR tiene muchos aspectos a considerar para lograr una experiencia atractiva. Por eso, también ha crecido la necesidad de conocer cómo desarrollar experiencias de realidad virtual de alta calidad y probablemente sea la razón por la que estás leyendo esto.

En este artículo, hablaremos sobre tres factores esenciales que debes considerar al desarrollar una experiencia de realidad virtual: hardware, mecánica de movimiento y optimización. Los expondremos de una forma sencilla para que, ya sea que seas un desarrollador de VR, un apasionado por la tecnología o simplemente tengas curiosidad, aprendas a crear experiencias de realidad virtual emocionantes y atractivas para todo el mundo.

 

1. Elige un Buen Sistema de Realidad Virtual

Si deseas idear una experiencia de realidad virtual (VR), una de las primeras cosas que deberás considerar es el hardware, ya que los dispositivos necesarios para la VR son diferentes a los que se usan para otro tipo de software, como las aplicaciones de tu smartphone por ejemplo. El hardware de la realidad virtual son principalmente equipos o gafas de VR y puedes elegir entre sistemas tradicionales o autónomos. La diferencia entre unos y otros es que los tradicionales generalmente requieren estar conectados a un potente ordenador o una consola de juegos y brindan una experiencia de alta calidad. Por otro lado, las gafas de realidad virtual autónomas o standalone pueden ofrecer experiencias de VR sin estar conectadas a ningún otro dispositivo.

¿Por qué es importante que elijas el hardware adecuado? Porque esto puede afectar la calidad de tu experiencia de realidad virtual y facilitar el trabajo del equipo de desarrollo. Una mala elección puede llevarte a experimentar problemas como una calidad de imagen deficiente, baja resolución o retrasos en la respuesta, lo que puede arruinar la inmersión de los usuarios y afectar negativamente su experiencia de VR. Por eso, debes asegurarte de contar con un buen equipo de desarrollo que te asesore y sepa optimizar tu experiencia (ya hablaremos de eso más adelante) para obtener una buena calidad en los diferentes tipos de sistemas de realidad virtual disponibles.

Elegir el hardware adecuado es esencial para garantizar una experiencia fluida y atractiva para los usuarios de tu aplicación VR, pero, además, también debes considerar otros factores como la portabilidad, el precio, la facilidad de uso y la comodidad del hardware. Por eso, en Perspektiva 360, te recomendamos desarrollar para gafas de realidad virtual autónomas.

 

Ventajas de Elegir Gafas VR Autónomas

Las Oculus Quest II son unas de las gafas VR autónomas más populares en el mercado. Foto: Maximilian Prändstatter vía Flickr.

Las gafas de realidad virtual autónomas tienen la ventaja de ser portátiles y fáciles de usar. Puedes llevarlas contigo fácilmente a cualquier lugar y son económicas. Estas son algunas ventajas del uso de gafas de VR autónomas o standalone que, para nosotros en Perspektiva 360, son las más importantes:

    • Son portables: Puedes llevarlas contigo a cualquier lugar sin tener que preocuparte por cargar un ordenador portátil o consola.
    • Su precio es asequible: Las gafas de realidad virtual autónomas suelen ser más asequibles que los sistemas de VR tradicionales, lo que las hace accesibles para más personas.
    • Se configuran fácilmente: Solo necesitas cargarlas y encenderlas para comenzar a disfrutar de la realidad virtual.
    • Son inalámbricas: Con un par de gafas de VR autónomas no tendrás que preocuparte por cables que te impidan moverte libremente.
    • Son cómodas: Algunas gafas de VR autónomas son más ligeras y cómodas que las alternativas tradicionales, lo que te permitirá disfrutar plenamente de la experiencia en realidad virtual por un tiempo prolongado.

 

Las HTC Vive son gafas de realidad virtual tradicionales que han sido reemplazadas por nuevos modelos standalone. Foto: Marco Verch, via Flickr.

Por último, debes saber que muchos modelos de gafas de realidad virtual tradicionales han sido descontinuados por empresas como Meta y HTC. Esto ha sucedido debido a que, en años recientes, ambas empresas se han enfocado en el desarrollo y sofisticación de las gafas VR autónomas, dado que son más atractivas para el mercado y tienen más posibilidades de masificación. Según IDC, Meta vendió entre 5.3 y 6.8 millones de gafas de realidad virtual en 2021 y los envíos de estos dispositivos a nivel global se mantienen sobre 10 millones de unidades. Esto hace que las gafas VR autónomas sean una opción atractiva y prometedora para el desarrollo de experiencias inmersivas.

 

2. Fíjate en el Movimiento

La mecánica de movimiento en la realidad virtual (VR) se refiere a la forma en que los usuarios se mueven en el mundo virtual y es otro de los aspectos más importantes que deberás tener en cuenta a la hora de crear una experiencia inmersiva y agradable para los usuarios, porque la forma en que el usuario se mueve en el mundo virtual puede afectar su comodidad y, aún más importante, su inmersión.

En las mecánicas de movimiento existen dos formas principales que vale la pena que comprendas y pruebes para que sepas cuál es la que mejor servirá de acuerdo con las gafas de realidad virtual que hayas escogido y los objetivos de tu experiencia inmersiva. Las dos formas principales de mecánica de movimiento en VR son: locomoción y teletransporte.

 

Locomoción

La locomoción se refiere al movimiento continuo de un usuario dentro del mundo virtual. Es decir, caminar o correr en la realidad virtual. Aunque la locomoción puede brindar una experiencia más realista y libre, es posible que cause cinetosis (náuseas o mareos) en algunas personas, lo que puede afectar negativamente su experiencia. Para utilizar la locomoción, es importante considerar el campo de visión, la velocidad del movimiento y la forma en que se presenta al usuario. Por ejemplo, en algunos casos se puede utilizar un campo de visión reducido o disminuir la velocidad de la locomoción para evitar la posibilidad de mareos.

 

Teletransporte

El teletransporte, por otro lado, se refiere a la forma en que el usuario se mueve en el mundo virtual mediante el uso de puntos de destino. El funcionamiento es muy sencillo, básicamente, el usuario apunta hacia el lugar que desea moverse en el espacio virtual, sea con su mano o el control de sus gafas de realidad virtual y, tras hacer un gesto o apretar un botón, aparecerá directamente en el lugar deseado como si se hubiese teletransportado.

El teletransporte es una forma más segura de movimiento en la realidad virtual, ya que reduce las posibilidades de que el usuario experimente cinetosis. Sin embargo, puede afectar la inmersión y hacer que la experiencia de VR se sienta menos realista. A pesar de esto, hay formas de incorporar el teletransporte sin afectar la inmersión, como utilizar efectos de sonido y visuales que den la sensación de estar moviéndose durante la transición entre un punto y otro, lo que ayuda a mantener al usuario inmerso en el mundo virtual.

Además de la elección entre locomoción y teletransporte, hay otros aspectos importantes que debes considerar al diseñar la mecánica de movimiento en tu experiencia de realidad virtual. Por ejemplo, debes pensar en cómo interactuarán tus usuarios con los objetos virtuales, así como en la velocidad y la forma en que se presentará la mecánica de movimiento.

Uso de remo como mecánica de movimiento en realdiad virtual
Existe una gran variedad de mecánicas de movimiento en realidad virtual. Foto: RDNE Stock Project vía Pexels.

Una buena opción para mejorar la inmersión y la variedad en tu experiencia es ofrecer diferentes formas de locomoción, como el desplazamiento por puntos, la navegación en barco o la escalada. También puedes explorar mecánicas de movimiento híbridas, que combinan la locomoción y el teletransporte para brindar una experiencia más cómoda y fluida. En cualquier caso, es importante que tengas en cuenta que cada persona tiene una tolerancia diferente al movimiento en la realidad virtual y que debes elegir la mecánica de movimiento adecuada para ofrecer una experiencia atractiva y satisfactoria a los usuarios.

 

3. Optimiza para Brindar Calidad y Fluidez

El último factor relevante que debes tener en cuenta al desarrollar una experiencia de realidad virtual (VR) es la optimización. En términos simples, la optimización es la forma en que se ajustan los recursos tanto de hardware como software para garantizar que tu experiencia de VR sea de alta calidad y funcione sin problemas. Este es uno de los factores vitales al crear una experiencia de VR que sea fluida y atractiva para tus usuarios.

Es posible que entremos en detalles más técnicos en este tema, pero descuida, te lo explicaremos de la forma más clara posible. Cuando cuentas con un equipo experto, como Perspektiva 360, puedes dejar la optimización en sus manos sin preocuparte. Para nosotros, optimizar es un punto esencial y siempre entregamos un producto que satisfaga tus necesidades.

 

El Motor de Desarrollo

Una de las decisiones más importantes al optimizar una experiencia de realidad virtual es elegir la plataforma de desarrollo adecuada. Hay muchas plataformas diferentes disponibles, cada una con sus propias ventajas y desventajas. Por ejemplo, Unity y Unreal Engine son dos de los motores más populares para el desarrollo de VR y cada uno tiene su propio conjunto de herramientas y características. Un buen equipo de desarrollo puede elegir la plataforma adecuada para ti, teniendo en cuenta las características específicas que deseas incluir en tu experiencia de realidad virtual y tus necesidades.

 

El Contenido

También es importante optimizar el contenido de la experiencia. Esto incluye optimizar los modelos 3D, reduciendo su cantidad de polígonos, mejorando sus texturas, efectos visuales y ajustando la tasa de fotogramas para garantizar que la experiencia de VR sea fluida y sin interrupciones. Esto es similar a simplificar la fabricación de un producto como una bicicleta, quitándole piezas innecesarias que la hagan pesada, mejorando su estética y reduciendo costos e inconvenientes a futuro para su mantenimiento.

 

Al optimizar, logramos experiencias complejas que funcionan en gafas VR autónomas.

 

Los Recursos del Hardware

La gestión de los recursos del hardware de realidad virtual (equipo o gafas de VR) también es esencial para su optimización. La VR requiere una gran cantidad de recursos y los componentes principales en los que debes fijarte para optimizar tu experiencia son la CPU, la GPU y la memoria. Pero, ¿qué son estos componentes?

Imagina que quieres construir una ciudad con bloques de Lego, pero sólo tienes un número limitado de bloques para construirla. Si tienes muchos bloques, puedes construir una ciudad grande y detallada, pero si tienes pocos bloques, sólo podrás construir una ciudad pequeña y sencilla. De manera similar, cuando utilizamos una experiencia de realidad virtual, nuestro CPU, GPU y memoria son como bloques de Lego que el hardware de VR utiliza para reproducirla. Si tenemos muchos bloques, nuestra experiencia será más detallada y emocionante, pero si no tenemos suficientes bloques, la experiencia puede ser lenta o no funcionar correctamente.

Una forma de optimizar el uso de CPU, GPU y memoria es implementar técnicas de culling que es, en esencia, esconder elementos. Cuando caminas por un lugar abierto, como un parque, no siempre puedes verlo todo. Por ejemplo, si hay alguien detrás de un árbol, no podrás verle hasta cambies tu posición y por eso la presencia de esa persona no es importante. Las técnicas de culling identifican los objetos y partes del mundo virtual que no se pueden ver desde el punto de vista del usuario y los oculta o elimina temporalmente. Así se ahorran recursos, mejorando la velocidad y suavidad de la experiencia VR.

 

Crea experiencias VR con todo lo esencial

En conclusión, para que una experiencia VR sea funcional e inolvidable, es esencial elegir un buen hardware para su desarrollo, mecánicas de movimiento y optimizar todos sus componentes cuidadosamente. Y siempre es fundamental contar con un equipo de desarrollo experimentado que te lleve a tomar las mejores decisiones para evitar costosos errores.

Si tienes curiosidad sobre cómo crear experiencias de realidad virtual emocionantes y atractivas para todo el mundo, te invitamos a nuestro evento online “Pensando fuera de la caja con realidad virtual”. En esta charla, nuestro Co-Fundador y Director de Innovación, Juan Camilo Infante, hablará en detalle sobre VR y cómo desarrollar experiencias inmersivas de alta calidad entre otras cosas. Haz clic en la imagen, aquí abajo, para ir a la página del evento.

 

Anuncio de evento en línea de Realidad virtual en Linkedln
Pronto hablaremos sobre realidad virtual en Hablando-Tech. ¡Conéctate y no te lo pierdas!

Categorías

¿Quieres compartir este blog?

Te puede interesar