Artículos

El metaverso es una revolución tecnológica con el potencial para transformar nuestra era, aprende de qué se trata exactamente y qué nos espera.


 

Metaverso es una palabra de vital importancia para el futuro de las conexiones digitales y, aun así, pocos saben qué significa. Seguro te recuerda a una de las empresas más grandes del mundo, Facebook, que cambió su nombre a Meta en un apresurado intento por posicionarse en la conquista de esta idea. Y no es para menos, pues todos los gigantes tecnológicos llevan meses en la misma tarea, porque…

El metaverso será el próximo gran hito en la historia de la sociedad digital.

En este artículo hablaremos sobre el metaverso a fondo, te explicaremos qué es y podrás entender por qué es el centro de atención en la nueva gran carrera tecnológica. Derribaremos mitos que han surgido durante los últimos meses para que comprendas cuál es el verdadero alcance de esta idea. Sabrás cómo se relacionan las tecnologías que ya se suelen confundir con el metaverso y te enseñaremos algunos ejemplos de lo que se está haciendo y lo que podremos hacer en un futuro de mundos virtuales que cada vez se ve más cercano.

 

¿Qué significa realmente Metaverso?

En términos simples, meta es una palabra griega que traduce “más allá” y verso, del latín “versus”, significa “lo que te rodea”. Sí, lo sabemos, “más allá de lo que te rodea” no es algo que dice mucho sobre el futuro de las conexiones digitales, pero ya verás que tendrá mucho sentido con lo que te contaremos más adelante.

Antes que nada, debes entender que el metaverso no es algún tipo específico de tecnología, sino más bien una idea para transformar nuestras interacciones en línea. Nos conectará de un modo que sólo hemos visto, hasta ahora, en la ciencia ficción.

El metaverso será un universo virtual en el cual se buscará crear y unir espacios virtuales que estarán en línea permanentemente. Podremos visitar lugares totalmente nuevos para trabajar, socializar, jugar y todo lo que hacemos en el mundo real. Pero ¿qué ya no existe algo parecido llamado internet? Cierto, pero el metaverso propone una experiencia inmersiva, más avanzada y con muchos más beneficios.

El avance y adopción de las tecnologías de realidad virtual (VR) y aumentada (AR) ha sido muy emocionante y prometedor durante la última década. Es una de las razones por las cuales ahora podemos soñar con crear un universo virtual que conoceremos usando gafas de VR y otros gadgets hápticos que nos permitirán interactuar con él.

En teoría, podremos recrear nuestra realidad o crear una nueva para vivir parte de nuestras vidas en el metaverso. Por eso muchos creen (y nosotros apostamos) que será la futura versión del internet.

Entonces, el metaverso “es un universo de espacios virtuales”, “es la futura versión del internet”, pero ¿Te cuesta imaginar cómo será exactamente? Descuida, suele suceder, porque (aquí va un secreto) …

De momento no hay una visión clara sobre cómo será el metaverso, pero eso no es algo malo.

Los años 60s fueron una época en la que nadie tenía ordenadores en sus casas y, a pesar de eso, ya existía una idea del internet. ¿Crees que hubieras imaginado el internet tal como es hoy durante esos años? Pues ese es exactamente el mismo escenario que vivimos ahora con el metaverso:

No sabemos cómo lucirá, pero sabemos que lo cambiará todo, para siempre.

Sin embargo, sí hay un consenso sobre cuáles son las características que deberá tener el metaverso y, para que tengas una idea más clara sobre qué trata todo esto, te las explicaremos a continuación.

 

6 características que definirán al metaverso

 

6 Características que definirán al Metaverso

Inmersividad

¿Por qué la inmersividad es uno de los grandes atractivos del metaverso? Porque de momento todas nuestras experiencias digitales están limitadas por una pantalla, pero eso ya está cambiando.

Vista, oído, olfato, gusto y tacto son los sentidos con los cuales nuestro cerebro percibe la realidad. Funcionan tan bien en conjunto como por separado y es la razón de que puedas llegar a “sentir” el sabor de un chocolate con tan solo ver una imagen. Por eso, entre mejor logremos estimular nuestros sentidos, más inmersiva será nuestra experiencia virtual.

Dispositivos como gafas de realidad virtual, trajes hápticos y caminadoras para realidad virtual son capaces de emular las sensaciones que te producirá el metaverso. Estimularán nuestra vista, oído y tacto de un modo realista al combinar pantallas, vibraciones, sonido envolvente, pulsos eléctricos y detectores de movimiento omnidireccional.

¿Sientes curiosidad? Una gran opción (y quizá la más económica) para probar esta tecnología son las gafas de realidad virtual Meta Quest 2 (antes Oculus Quest 2). Dales un vistazo.

 

 

Identidad

En el metaverso tendremos una imagen virtual de nosotros o avatar. Será un personaje interactivo que imitará nuestros movimientos, podremos hacerlo lucir como queramos y será lo que otras personas verán cuando interactuemos con ellos.

Con tu avatar podrás expresarte a tu antojo, claro está, dependiendo del lugar y la ocasión. En una reunión de trabajo podrías encontrar avatares fotorrealistas para que tú y tus acompañantes se conozcan, mientras que una sala de chat virtual sería relajada y divertida, con avatares tan únicos como tu personalidad.

 

Comunidad

¿Estamos solos en el universo? No lo sabemos, pero ciertamente un lugar donde no estaremos solos será el metaverso. Tendrás una sensación de vivir en comunidad, porque estaremos rodeados por otras personas. Compartiremos experiencias con todos en tiempo real, tal como lo hacemos en el mundo físico.

El metaverso brindará experiencias sociales no solo porque en eso se basa el mundo real sino porque bien sabemos que los videojuegos, redes sociales y plataformas de citas, han sido muy buenos negocios al conectarnos unos con otros (además, sabes que sería muy aburrido si no fuese así).

Un ejemplo muy interesante que puede darte una idea de lo que será la sociedad en el metaverso es Second Life, una comunidad virtual donde cada usuario ingresa con su propio avatar para socializar y tener una segunda vida más allá de lo que lo rodea.

 

 

Persistencia

El internet ha funcionado ininterrumpidamente desde los años 90s a nivel global sin importar quien se conecte a él o lo abandone. Si el metaverso será el internet del futuro, se espera que tenga una de sus características fundamentales: la persistencia.

 

Economía

El metaverso será un lugar donde se encontrarán experiencias virtuales, productos digitales o versiones digitales de productos físicos, servicios y muchos otros recursos que podremos intercambiar formando una economía.

La industria de los videojuegos lo hace realidad todo el tiempo. Ofrecen a sus usuarios productos digitales y dinero ficticio u otros medios de pago que adquieren con dinero real.

Incluso, “dinero real” quizá sea una expresión que llegue a caer en desuso, porque la autenticidad de las transacciones, productos y gobierno en el metaverso podría llegar a depender de tecnologías como la blockchain y sus derivados: criptomonedas, contratos inteligentes, NFTs, entre otros. Ese es un tema amplio que te contaremos en otra ocasión.

Te sorprendería conocer la cantidad de posibilidades y nichos de mercado que podrían surgir con el metaverso. Para la muestra: Decentraland, un mundo virtual con una economía funcional. Sus usuarios disponen de la criptomoneda MANA para comprar parcelas de terrenos virtuales y productos únicos.

 

 

Interoperabilidad

Esta es la característica que representa el mayor desafío, porque es la que hace que los mundos virtuales aislados se conecten formando realmente un metaverso.

Piénsalo así: Te conectas a internet en muchos dispositivos y su interoperabilidad se hace evidente cuando puedes estar chateando por WhatsApp mientras atiendes una reunión con amigos en Zoom en un mismo teléfono o escuchar un podcast en Spotify mientras organizas un álbum de Instagram en el navegador de tu computador.

Las actividades simultáneas y la facilidad para conectar e “ir de un lugar a otro” en el metaverso será fundamental para que no lleguemos a sentir que ir desde los espacios virtuales de Apple a los de Google sea un cambio tan dramático en su infraestructura que lo sintamos como una mudanza de México a Japón.

Ahora que ya tienes una idea algo más clara sobre lo que es el metaverso, vamos a derribar algunos mitos que existen y podrían confundirte.

 

¿Qué no es el Metaverso? 3 mitos comunes

Realidad virtual

Decir que el metaverso es la realidad virtual es como decir que el internet es Google Chrome.

La realidad virtual es una tecnología con la que podemos dar forma y experimentar el metaverso del mismo modo que Chrome es un software que nos permite visualizar, navegar e interactuar con diferentes sitios web que están en internet.

Míralo de este modo: podemos crear una aplicación de realidad virtual, pero eso no significa que tendremos un metaverso, así como crear un sitio web no hará que todo el internet esté en nuestras manos.

 

Videojuego

Aunque algunos videojuegos cumplen con las características que vimos anteriormente, ninguno le hace justicia al metaverso. La mayoría de videojuegos no están integrados unos con otros y sus espacios digitales no son persistentes, suelen reiniciar con cada partida de juego.

La diferencia más importante es: Un videojuego está hecho para entretener, pero las experiencias del metaverso irán mucho más allá.

Podremos jugar videojuegos en el metaverso, pero un videojuego no será el metaverso en sí mismo.

 

Plataforma

Podrías llegar a considerar al metaverso como una plataforma y relacionarlo directamente con alguna marca conocida (Ejem… Meta). Sin embargo, afirmar eso sería tan limitante como decir que Facebook es el internet cuando hay muchos servicios y experiencias en línea más allá de una red social.

Es mejor pensar el metaverso como lo que será: una red de experiencias, aplicaciones, productos digitales, dispositivos, herramientas e infraestructura interconectadas.

 

Infografía ¿Qué podremos hacer en el metaverso?

 

¿Qué podremos hacer en el Metaverso?

Socializar y divertirnos

En el metaverso podremos hacer todo lo que nos permiten nuestras aplicaciones sociales, como chatear o tener videollamadas. Es muy probable que generemos nuevas tendencias a la hora de comunicarnos, como sucedió con los emoticonos, emojis, GIFs y stickers en nuestras comunicaciones móviles.

Por otro lado, podremos divertirnos con muchas otras formas de entretenimiento de acuerdo con nuestros gustos. Las experiencias nos alcanzarán en el metaverso: como los conciertos que hoy tienen lugar en los videojuegos Roblox, Minecraft y Fortnite. Pero también podremos acercarnos a eventos que no tengan lugar en el mundo virtual y permitan un acceso a través de la realidad virtual.

 

Mantenernos en forma

Imagina estar en casa durante un día lluvioso, pero poder conectarte a una sesión de yoga en un parque soleado del metaverso o poder sentir la adrenalina de montar bicicleta en las montañas y olvidar las cuatro paredes que rodean a la sala de cycling en tu gimnasio. Aplicaciones deportivas en realidad virtual ya están listas y son increíbles.

 

Aprender y practicar

¿Te gustaría aprender un idioma nuevo? Este tipo de aprendizaje es el ejemplo perfecto, porque al aprender idiomas siempre te aconsejarán que viajes al extranjero o practiques con nativos para afinar tus habilidades. Sin embargo, las oportunidades no siempre están a la vuelta de la esquina, por lo que una experiencia de turismo y aprendizaje en el metaverso podría ser una interesante solución.

 

Trabajar y emprender

El mundo de los negocios será mucho más interesante cuando tanto activos digitales como gemelos digitales y posibilidades para diseñar y probar diferentes fórmulas o prototipos de productos antes de su fabricación sea una realidad que tenga lugar en el metaverso.

El metaverso revolucionará nuestra forma de hacer negocios, administrar empresas, capacitar personal y esto, por supuesto, abrirá muchas más puertas al emprendimiento en tecnología.

 

¿Cómo llevar tus proyectos al metaverso?

Un paso a la vez

Recuerda, aún no existe un metaverso definido, pero eso podrá cambiar durante los próximos años. Probablemente antes de alcanzar el punto de un metaverso unificado, lleguemos a tener más bien un multiverso de metaversos, producto de los proyectos que grandes empresas (Meta, Microsoft, Epic Games, Tencent, entre otros) están desarrollando en este momento.

Esto no significa que debas esperar a que suceda un gran boom del metaverso, si es que no estamos ya en él. Lo mejor que puedes hacer es crear una experiencia de realidad virtual a la que puedas sacar provecho para después incorporarla al metaverso.

Piensa cómo tus productos, servicios o marca pueden convertirse o representarse en una experiencia de realidad virtual que ayude a tus objetivos empresariales y comerciales. Busca un equipo de desarrolladores con experiencia, como Perspektiva 360, para recibir asesoría, darles forma a tus ideas y estar a la vanguardia del desarrollo tecnológico.

Ponte en contacto con nosotros para que tu empresa esté lista al dar el paso que haga falta cuando el metaverso sea parte de nuestras vidas a nivel global.

 


Imagen destacada: pikisuperstar, via Freepik.

Imagen «6 características que definirán al metaverso»: SHVETS Production, via Pexels. Editada por Perspektiva 360.

Infografía «¿Qué podremos hacer en el metaverso?»: Tima Miroshnichenko, via Pexels. Editada por Perspektiva 360.

Deja un comentario

Abrir el chat